Zendaya fue la única invitada de los Oscar que llevó mascarilla durante toda la gala