El nuevo Capitán América no quiere ser odiado “demasiado” por los fans de Marvel