‘Black Mirror’ lo predijo: Microsoft compra una patente para crear bots basados en personas muertas